Alergia ocular y el maldito picor de ojos en primavera

16 de marzo de 2021

La llegada de la primavera suele ser un motivo de alegría, llega el buen tiempo, salir a la calle, planes, viajes… Pero no para todos son buenas noticias, la primavera suele ser sinónimo del inicio de las alergias y el insufrible picor de ojos que conlleva. Uno de los síntomas más comunes es la alergia en los ojos o también llamada alergia ocular.

La alergia en los ojos es una de las más comunes y poniéndonos un poco más técnicos deberíamos hablar de la conjuntivitis alérgica. Como ocurre en todas las alergias es nuestro propio sistema inmune el que reacciona ante ciertas sustancias que en la mayoría de los casos son inofensivas.

Para la mayoría de las personas estos alérgenos pasan totalmente desapercibidos en su organismo. Pero para los que si les efecta una vez que su cuerpo detecta una de estas sustancias en el ojo se libera una sustancia llamada histamina. Esta sustancia es la que provoca el resto de síntomas que todos asociamos a la alergia en los ojos. Las sustancias de las que hablamos se transmiten por vía aérea y algunas de las más comunes pueden ser pólenes, ácaros del polvo o de animales domésticos, moho…

Algunos síntomas pueden ser:

  • Picor de ojos
  • Enrojecimiento
  • Lagrimeo
  • Ardor
  • Inflamación de los párpados

Todos estos son síntomas relacionados con nuestros ojos, pero normalmente se asocia también con la alergia nasal (congestión, estornudos, secreción nasal…) Y además normalmente suele darse en ambos ojos aunque también es frecuente que sólo presenten síntomas en uno de ellos.

Ya sabemos el qué, cómo y por qué tenemos ese picor de ojos, ahora toca saber como podemos aliviarlo.

¿Qué podemos hacer para aliviar el picor de ojos provocados por la alergia?

Lo primero de todo y lo más lógico es acudir a un especialista para que nos haga las pruebas correspondientes e identificar los alérgenos que nos afectan a cada uno. Lo más obvio una vez tenemos los resultados es alejarse o evitar en la medida de lo posible los posibles contactos con estas sustancias.

Dependiendo de la alergia que cada uno tenga las precauciones son unas u otras. Por ejemplo para alguien alérgico al polen es recomendable cerrar ventanas y utilizar aire acondicionado en casa y en el coche. O evitar salir a la calle a media mañana o cuando cae el sol, que son las horas con más concentración de polen en el día y cuando salgamos llevar gafas de sol para minimizar el contacto con los posibles alérgenos.

Y lo más aconsejable es tener unas gafas de sol de calidad, si unimos el picor de ojos provocado con la alergia con unas gafas de sol que no nos protejan bien los ojos las consecuencias irán a peor. Las gafas de ZEISS UVProtect son un ejemplo perfecto de protección contra los rayos UV, la alergia no te la van a curar pero si pueden minimizar los posibles efectos con una máxima protección para tus ojos.

Al llevar gafas de sol o incluso nuestras gafas graduadas del día a día también es importante mantenerlas limpias. Para ello no sirve cualquier superficie de contacto (servilleta, manga de la camisa o jersey, …). Lo mejor es utilizar las herramientas adecuadas para cuidar la salud de nuestros ojos y por el correcto mantenimiento de las propias lentes. Las toallitas limpiadoras ZEISS son el ejemplo perfecto de un producto que cuida tus lentes para alargar su vida y en consecuencia para cuidar de tu vista. Limpiar nuestras gafas con otras superficies puede arañarlas o hacer que pierdan efecto.

Aunque parezca mentira en ellas se pueden quedar restos de estas sustancias que pueden perjudicarnos y si las limpiamos con frecuencia estos alérgenos desaparecen. Por eso con las gafas de sol es recomendable limpiarlas al volver a casa y con nuestras gafas graduadas limpiarlas varias veces al día. Si tenemos mascotas y o somos alérgicos a ciertos ácaros, si eliminamos los posibles restos que puedan quedar en nuestras lentes evitamos males mayores. 

Las personas alérgicas a los ácaros de los animales domésticos es recomendable no mantener contacto con ellos, aunque sabemos que muchas veces es imposible. Pero sobretodo que no estén en nuestra habitación donde durmamos y cuidar mucho la higiene de las manos después de tocarlos.

Para terminar, un consejo común para cuando tenemos picor de ojos es no frotárnoslos o evitar el humo del tabaco. En ambos casos el picor se agrava, lo que puede aumentar los síntomas de la alergia.

Siguiendo estos consejos y sobretodo los que nos dé nuestro especialista estamos listos para disfrutar de la primavera.

Entradas relacionadas