Colobomas

El Colobomas es una enfermedad hereditaria cuyo efecto es la deformación en la estructura del ojo (normalmente en el iris y la retina) debido principalmente a la ausencia de una parte del tejido. Esta definición hace alusión a un término directamente relacionado con la palabra “mutilado” en griego y tiene aspecto de fisura.

A nivel visual, puede apreciarse muy fácilmente dado que puede verse como si tuviéramos una segunda pupila o una especie de fisura en el borde. Esto provoca en quien lo padece un aspecto de pupila con forma irregular sobre el iris también llamado “ojo de gato” en algunos tipos concretos que veremos a continuación.

Este problema de baja visión suele aparecer en los primeros meses del embarazo que es cuando el feto comienza a desarrollar el ojo y puede producirse este tipo de deformaciones oculares.

Por tanto, esta deformación suele apreciarse desde un primer momento cuando nace el bebé y puede afectar a un ojo o ambos. Incluso en un solo paciente pueden darse distintos tipos de Colobomas.

Tipos de coloboma

A continuación, vamos a ver cuáles existen en función de la afección que produce:

  • Palpebral que afecta directamente al párpado. Puede afectar a uno o ambos párpados y se caracteriza por ausencia de una parte de este en el paciente.
  • De cristalino. En este caso se aprecia una falta del cristalino en el paciente que no ha llegado a desarrollarse completamente.
  • Corio-retiniano cuando falta una parte de la retina con la correspondiente reducción de visión que implica en el paciente. Además, aumenta el riesgo de desprendimiento de retina en quien la padece.
  • Uveal o también llamado ojo de gato o cerradura por la característica apariencia que provoca en el paciente y que afecta directamente a la parte de la úvea.
  • Macular. Se produce cuando la mácula que es la encargada de que podamos ver con nitidez los objetos que tengamos enfrente, no termina de formarse.

 

Síntomas y consecuencias del Colobomas

 

Al igual que ocurre con otros problemas de baja visión, algunos de sus síntomas son una disminución de la agudeza visual, especialmente cuando se trata del tipo que hemos visto anteriormente y que afecta al nervio óptico.

Otros síntomas muy comunes en otras patologías como, por ejemplo, la hemianopsias es la disminución de agudeza visual. Esto implica entre los pacientes que la padecen una serie de limitaciones a la hora de llevar a cabo su vida diaria.

Para paliar los síntomas relacionados con la alta sensibilidad a la luz, es importante recurrir a lentes especiales, así como otras ayudas que pueden aliviar algunos de los síntomas de esta enfermedad para ayudar hacer labores diarias como puede ser la lectura.

Otros problemas asociados a esta patología suelen ser el estrabismo o Nistagmus.

 

Tratamiento

 

Es fundamental hacer un tratamiento de forma personalizada para cada paciente por especialistas en baja visión para poder adaptar las mejores soluciones oftalmológicas que ayuden a llevar una vida lo más normal posible dentro. Todo del tipo de patología que padezca.

En este sentido, algunas de las soluciones más comunes suelen ser ayudas ópticas como el uso de lupas, luces especiales para leer o la utilización de filtros especiales adaptados a cada paciente (con o sin graduación) para un mayor control del deslumbramiento.

A nivel estético, también es muy recurrente el uso de lentes de contacto de colores que pueden ayudar a disimular completamente el ojo de gato o cerradura.

 

SI NO ENCUENTRAS LO QUE NECESITAS, NO LO DUDES, PÍDENOSLO.

Siempre hay un centro Ulloa Optico cerca de ti en el que poder atenderte.