Desprendimiento de Retina

¿Qué es el desprendimiento de retina? se produce cuando es desplazada o levantada de su posición normal por diferentes causas que veremos a continuación. 

Se trata de un desgarro en el ojo que solo provoca síntomas a nivel ocular. Los pacientes no suelen notar ningún tipo de dolor, a pesar de ser de problema de visión grave que puede llegar hasta el punto de perder completamente la visión del ojo.

Por ello, lo más recomendable es acudir lo antes posible a un oculista ante cualquier síntoma para que pueda evaluar el daño producido aunque no sintamos dolor alguno.

Síntomas del desprendimiento de retina

Dado que se trata de un problema de visión indoloro, es muy importante que conozcamos bien los síntomas para poder detectar rápidamente si hemos sufrido este tipo de desgarro y acudir a un especialista lo antes posible.

 

Los síntomas más comunes son completamente indoloros y presentan algunas de las siguientes características

– Aparición de cuerpos flotantes de forma repentina dentro del campo visual. Este es uno de los síntomas más comunes denominado miodesopsias

– Otro síntoma similar son los destellos luminosos. De hecho, más de la mitad de los pacientes que padecen este tipo de desgarros suelen detectarlos. Son las llamadas fotopsias, que dan la sensación en el paciente de rayo luminoso. 

Deslumbramientos. Directamente relacionado con el punto anterior, también son frecuentes los deslumbramientos sin que efectivamente se hayan producido como tales, solo a efecto subjetivo del paciente 

Pérdida del campo visual. En este sentido muchas personas con desgarro lo describen como la pérdida del campo visual por un telón oscuro, como si tuvieran una cortina negra que lo disminuyera. 

Sombras oscuras. Otros síntomas pueden ser la aparición dentro de todo el campo de visión de algunas manchas pequeñas o sombras oscuras que dificultan la visibilidad en algunos puntos concretos.

 

Causas 

Las causas del desprendimiento de retina suelen ser variadas: 

La miopía no es una causa en sí como tal pero está demostrado que casi la mitad de las personas que padecen este tipo de desgarros en algún momento de sus vidas padecen de miopía. 

Patologías previas. Si anteriormente hemos sufrido algún tipo de degeneración ocular, deberemos estar atentos para que no derive en este tipo de problemas visuales. 

Genética. Como en el resto de patologías, una de las causas frecuentes puede ser la genética y, si algún familiar ha padecido este tipo de problemas visuales, será un factor de riesgo. 

Cirugías. Complicaciones tras alguna cirugía de cataratas.

 

Tipos de desprendimiento de retina 

Existen tres tipos desgarros: 

Regmatógeno. Este grupo englobaría aquellos con las causas que hemos enumerado anteriormente provocados por la degeneración, antecedentes familiares, miopía, algún tipo de traumatismo ocular o cirugía de cataratas. 

Por tracción vitreomacular por desprendimiento de vítreo posterior que suele darse en personas mayores de 70 años. 

Desgarro seroso provocado por enfermedades graves como puede ser el cáncer de retina.

Un problema visual relativamente fácil de detectar si estamos atentos a sus síntomas y no esperamos a sufrir ningún tipo de dolor.

SI NO ENCUENTRAS LO QUE NECESITAS, NO LO DUDES, PÍDENOSLO.

Siempre hay un centro Ulloa Optico cerca de ti en el que poder atenderte.