envíos gratuitos en pedidos superiores a 50€ | 619 227 368 Whatsapp

envios gratuitos 24/48 horas +50€

¿Si tengo unas gafas nuevas, por qué no veo bien?

Al comprarnos unas gafas nuevas siempre nos ilusionamos, porque además de ser un complemento para nuestra salud visual, es un complemento estético y en mayor o menor medida a todos nos gusta presumir. Pero qué pasa cuando te las compras, te ves muy bien en el espejo pero notas que tu visión no es todo lo nítida que debería ser. Esto es algo que pasa más de lo que podemos pensar y que por suerte suele tener una fácil solución.

Que no cunda el pánico, normalmente y en la mayoría de los casos la solución es simplemente dejar que pasen unos días. En esos días el ojo se acostumbra a las nuevas lentes. Aunque como es lógico si no se corrige debemos acudir al especialista para que nos revise tanto a nosotros como a nuestras nuevas gafas. Aunque existen otras razones por las cuales podemos tener problemas de visión con unas gafas nuevas.

Periodo de adaptación

Cuando estrenamos unas gafas nuevas no sólo nuestro ojo tiene que acostumbrarse, también nuestro cerebro. Hay personas que en un par de días ya se han hecho a ellas pero otras pueden llegar a tardar hasta dos semanas. El centro visual del cerebro tiene que acostumbrarse a esa graduación si son nuestras primeras gafas o a la nueva graduación si no somos primerizos en este tema. Es muy importante los primeros días llevarlas puestas el máximo tiempo posible, de esa manera el cerebro y los ojos se adaptarán más rápido.

Estrés

Aunque parezca mentira el estar nervioso puede influir en nuestra vista. El estar estresado puede influir en nuestros ojos y esto puede hacer que nuestra graduación no sea la correcta. A la hora de ir a graduarnos la vista para comprar unas gafas nuevas, es aconsejable ir relajado y no estar en una etapa de nervios o ansiedad. La graduación puede ser inexacta y podemos llevarnos a casa unas gafas nuevas con unas lentes que no nos corresponden.

Uso de lentes progresivas

Las gafas con lentes progresivas nos ayudan a tener una buena vista tanto en distancias largas como en distancias cortas. Hay dos zonas diferenciadas dentro de la lente para cada una de las distancias. Precisamente es por esta diferenciación por la que la adaptación puede llevar algo más de tiempo, sobretodo si se trata de personas mayores. Este periodo de adaptación puede llegar a ser de hasta tres semanas.

Se recomienda que en un principio se usen estando sentado si se tienen problemas de adaptación y haciendo cosas de nuestro día a día. Usándolas cuanto más mejor y haciendo actividades rutinarias facilitaremos la adaptación a las nuevas lentes y sus dos graduaciones. Además de que la calidad de las lentes siempre juega un papel primordial. La marca que recomendamos desde aquí es Zeiss, una compañía alemana de calidad incuestionable y con más de 100 años de experiencia en la fabricación de todo tipo de lentes. Contar con asesoramiento y material de primera calidad siempre nos hará la vida mucho más fácil.

Enfermedades crónicas

Puede que siendo ya conscientes o sin serlo, tengamos alguna enfermedad que afecte a nuestra vista. Por muy bien graduadas que estén nuestras gafas nuevas o aunque sean de la mejor calidad, si tenemos alguna enfermedad que afecta a la visión no veamos del todo bien. Si no se es consciente de ello, es el momento de acudir al especialista para encontrar la causa.

La solución de una cosa puede causar un problema nuevo

Algunos medicamentos tienen como efectos secundarios problemas de visión. Es muy importante leerse las contraindicaciones y ante cualquier duda o síntoma hay que pedir cita con el médico.

Si a pesar de todo sigue teniendo problemas, visite a su optometrista. Puede que tengan que revisarle la graduación, puede que las lentes no estén centradas, la posición de las gafas en nuestra cara puede no ser la correcta y se necesiten hacer ajustes en la montura.

En definitiva, sea cual sea la causa, si compramos unas gafas nuevas y no vemos con nitidez debemos consultar con el especialista correspondiente para encontrar la mejora solución.

 

Pros y contras de la luz azul

Desde hace años que existe un debate entre los que defienden los beneficios de la luz azul y los que no están tan de acuerdo con esa teoría. Hay teorías que defienden que la luz azul es beneficiosa para prevenir la depresión invernal y la falta de sueño, mientras que la corriente contraria dice que puede dañar los ojos de manera permanente.

Para poder entender un poco todo esto de la luz azul primero debemos entender el contexto y saber lo que es. La luz que llega hasta nuestros ojos se divide entre luz visible y luz no visible (luz ultravioleta y luz infrarroja). Los expertos están de acuerdo en que la luz UV es dañina para nuestros tejidos, de ahí que usemos las cremas de protección solar. Para los ojos es igual de dañina y por eso debemos protegernos con unas gafas de sol de calidad.

Es la luz azul-violeta, que está en frecuencias justo anteriores a la ultravioleta, la que también se sabe que es dañina a pesar de ser menos potente. El componente azul de la luz que se mueve en el rango de frecuencia que va desde los 380nm a los 500nm, conocida como luz visible de alta energía. Dentro de este rango se considera potencialmente peligrosa la luz que abarca las frecuencias que se mueven entre los 380nm y los 440nm. Puede ser una de las causantes de la fotorretinitis, que es el daño provocado por la luz de alta energía en la retina.

Beneficios de la luz azul en las personas

Además de ser un elemento para que las personas podamos ver, la luz también nos influye biológicamente y contribuye en nuestro bienestar. Existen diversos estudios que han demostrado los efectos que la luz tiene en nuestro cuerpo a nivel biológico. La luz ultravioleta por ejemplo fomenta la creación de vitaminas, mientras que la luz azul influye también en mantener nuestro equilibrio hormonal. Uno de los factores que se ven influidos por los cambios hormonales son nuestras horas de sueño, con lo que la luz azul puede acabar influyendo en nuestro descanso.

Otro beneficio demostrado de la luz azul es su uso para nuestro bienestar psicológico. Utilizando la cantidad adecuada y controlada de luz azul que llega a nuestra retina se pueden tratar la depresión invernal y el insomnio (fototerapia). Pero como en muchos casos, este método tiene sus contraindicaciones, como todo en exceso puede ser perjudicial. Si no se controla la exposición podemos causar daños graves en nuestros ojos.

Posibles daños provocados por la luz azul

El principal problema de la luz azul es precisamente lo que hemos comentado anteriormente, excedernos en los tiempos de exposición a ella. Si no controlamos estos tiempos las consecuencias pueden ser muy negativas para nuestros ojos. Puede ir desde una inflamación en la córnea, causar daños en el cristalino que deriven en cataratas, hasta dañar la retina llegando a provocar una degeneración macular. De aquí la importancia de tener unas buenas gafas de sol con un filtro UV de calidad.

Zeiss nos ayuda a prevenir antes que curar

La lógica nos dice que las lentes transparentes no necesitan protección UV ya que su uso normalmente es en interiores. Pero en los últimos años el uso de pantallas y las nuevas tecnologías de las mismas han hecho que se incremente significativamente nuestra exposición a este tipo de luz. Precisamente por eso adquirir unas lentes transparentes con protección UV como las DuraVision® BlueProtect de Zeiss tiene mucho sentido hoy en día.

DuraVision Blue Protect es un tratamiento protector que se aplica como una capa adicional. Ofrece todos los beneficios de un protector tradicional DuraVision® Premium de ZEISS, con una dureza óptima y un diseño de fácil limpieza. BlueProtect también incorpora un filtro azul que atenúa la luz azul en el espectro de 380 a aprox. 450 nm.

Gafas deportivas ZEISS, disfruta al máximo de tu tiempo libre

A pesar de que todavía estamos viviendo con bastantes restricciones de movilidad, el buen tiempo nos anima a salir a la calle y practicar nuestros deportes y aficiones favoritas. Y la mejor manera de disfrutar de ellos es hacerlo de manera responsable. Por eso hoy queremos daros información sobre la elección y la importancia de usar unas lentes deportivas de calidad.

Disfrutemos mientras nos cuidamos

Por desgracia en el último año muchos hemos aprendido a valorar más y mejor nuestros ratos de tiempo libre. Toda la situación que seguimos viviendo hace que apreciemos cada segundo de disfrute, ya sea al aire libre o practicando nuestros deportes favoritos. Pero por muchas ganas que tengamos, no debemos olvidarnos de cuidarnos y por desgracia nuestros ojos solemos cuidarlos poco en estos casos. Mejor dicho, nos olvidamos de ellos y cuando nos acordamos, normalmente no los cuidamos como deberíamos.

Nuestras aficiones son normalmente momentos de los que más alegrías nos proporcionan a lo largo de nuestras vidas, con unas lentes deportivas de calidad disfrutaremos al máximo de estos momentos. Lo primero y lo más lógico es consultar a un especialista y en base a ello ya podremos seleccionar las mejores gafas para cada uno de nosotros.

Una de las primeras cosas que nos dirán es que necesitamos unas gafas de calidad, eso es indiscutible. Cuando decimos gafas nos referimos al conjunto, pero principalmente a las lentes, las lentes son las que cuidan de nuestros ojos. Y si queremos cuidarlos y estar tranquilos ZEISS es una apuesta segura en lo que a cuidado de nuestra vista se refiere.

ZEISS es nuestro mejor aliado en gafas deportivas

ZEISS cuenta con una amplia gama de lentes de última generación enfocadas en varios sectores. Uno de estos sectores es el deporte y el aire libre, en la que son punteros a nivel mundial. Muchas veces nos creemos que al hablar de gafas deportivas son sólo las gafas de sol, pero ni mucho menos. En muchas ocasiones necesitamos gafas deportivas graduadas, porque las condiciones de iluminación así lo requieren. Aunque también es verdad que ZEISS cuenta con lentes polarizadas de última tecnología o también lentes policromáticas que se adaptan a las condiciones.

Disfrutar de nuestro tiempo libre no siempre es sinónimo de practicar algún deporte. El contar con unas gafas graduadas de calidad también puede marcar la diferencia a la hora de viajar y conducir por ejemplo. Lentes polarizadas, antirreflectante pueden evitarnos muchos disgustos. O por ejemplo, algo en lo que no se suele caer, es en el tema alergias. Lógicamente salir a la calle con unas buenas gafas no te cura la alergia, pero si que evita que ciertas partículas entren en contacto con nuestros ojos y así minimicemos sus síntomas.

Aparte de la graduación o tratamientos de las gafas deportivas, ZEISS también tiene en cuenta la resistencia ante posibles golpes o arañazos. Unas gafas de calidad son una inversión importante y por eso tienen que estar mucho tiempo con nosotros.

La conclusión a la que tenemos que llegar es que todos estamos deseando poder disfrutar del buen tiempo y las actividades al aire libre. Pero con la situación que tenemos, debemos hacerlo de manera responsable y cuidándonos todo lo posible. Y unas gafas deportivas, ya sean de sol o graduadas, son imprescindibles siempre y cuando nuestro experto nos lo aconseje.

Alergia ocular y el maldito picor de ojos en primavera

La llegada de la primavera suele ser un motivo de alegría, llega el buen tiempo, salir a la calle, planes, viajes… Pero no para todos son buenas noticias, la primavera suele ser sinónimo del inicio de las alergias y el insufrible picor de ojos que conlleva. Uno de los síntomas más comunes es la alergia en los ojos o también llamada alergia ocular.

La alergia en los ojos es una de las más comunes y poniéndonos un poco más técnicos deberíamos hablar de la conjuntivitis alérgica. Como ocurre en todas las alergias es nuestro propio sistema inmune el que reacciona ante ciertas sustancias que en la mayoría de los casos son inofensivas.

Para la mayoría de las personas estos alérgenos pasan totalmente desapercibidos en su organismo. Pero para los que si les efecta una vez que su cuerpo detecta una de estas sustancias en el ojo se libera una sustancia llamada histamina. Esta sustancia es la que provoca el resto de síntomas que todos asociamos a la alergia en los ojos. Las sustancias de las que hablamos se transmiten por vía aérea y algunas de las más comunes pueden ser pólenes, ácaros del polvo o de animales domésticos, moho…

Algunos síntomas pueden ser:

  • Picor de ojos
  • Enrojecimiento
  • Lagrimeo
  • Ardor
  • Inflamación de los párpados

Todos estos son síntomas relacionados con nuestros ojos, pero normalmente se asocia también con la alergia nasal (congestión, estornudos, secreción nasal…) Y además normalmente suele darse en ambos ojos aunque también es frecuente que sólo presenten síntomas en uno de ellos.

Ya sabemos el qué, cómo y por qué tenemos ese picor de ojos, ahora toca saber como podemos aliviarlo.

¿Qué podemos hacer para aliviar el picor de ojos provocados por la alergia?

Lo primero de todo y lo más lógico es acudir a un especialista para que nos haga las pruebas correspondientes e identificar los alérgenos que nos afectan a cada uno. Lo más obvio una vez tenemos los resultados es alejarse o evitar en la medida de lo posible los posibles contactos con estas sustancias.

Dependiendo de la alergia que cada uno tenga las precauciones son unas u otras. Por ejemplo para alguien alérgico al polen es recomendable cerrar ventanas y utilizar aire acondicionado en casa y en el coche. O evitar salir a la calle a media mañana o cuando cae el sol, que son las horas con más concentración de polen en el día y cuando salgamos llevar gafas de sol para minimizar el contacto con los posibles alérgenos.

Y lo más aconsejable es tener unas gafas de sol de calidad, si unimos el picor de ojos provocado con la alergia con unas gafas de sol que no nos protejan bien los ojos las consecuencias irán a peor. Las gafas de ZEISS UVProtect son un ejemplo perfecto de protección contra los rayos UV, la alergia no te la van a curar pero si pueden minimizar los posibles efectos con una máxima protección para tus ojos.

Al llevar gafas de sol o incluso nuestras gafas graduadas del día a día también es importante mantenerlas limpias. Para ello no sirve cualquier superficie de contacto (servilleta, manga de la camisa o jersey, …). Lo mejor es utilizar las herramientas adecuadas para cuidar la salud de nuestros ojos y por el correcto mantenimiento de las propias lentes. Las toallitas limpiadoras ZEISS son el ejemplo perfecto de un producto que cuida tus lentes para alargar su vida y en consecuencia para cuidar de tu vista. Limpiar nuestras gafas con otras superficies puede arañarlas o hacer que pierdan efecto.

Aunque parezca mentira en ellas se pueden quedar restos de estas sustancias que pueden perjudicarnos y si las limpiamos con frecuencia estos alérgenos desaparecen. Por eso con las gafas de sol es recomendable limpiarlas al volver a casa y con nuestras gafas graduadas limpiarlas varias veces al día. Si tenemos mascotas y o somos alérgicos a ciertos ácaros, si eliminamos los posibles restos que puedan quedar en nuestras lentes evitamos males mayores. 

Las personas alérgicas a los ácaros de los animales domésticos es recomendable no mantener contacto con ellos, aunque sabemos que muchas veces es imposible. Pero sobretodo que no estén en nuestra habitación donde durmamos y cuidar mucho la higiene de las manos después de tocarlos.

Para terminar, un consejo común para cuando tenemos picor de ojos es no frotárnoslos o evitar el humo del tabaco. En ambos casos el picor se agrava, lo que puede aumentar los síntomas de la alergia.

Siguiendo estos consejos y sobretodo los que nos dé nuestro especialista estamos listos para disfrutar de la primavera.

Cómo afecta el calor en los ojos y qué hacer para cuidarlos

A pesar de que la mayoría de nosotros no somos conscientes de ello, nuestros ojos son una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo y puede que una de las que menos cuidemos. Ahora que se acerca el buen tiempo deberíamos saber cómo afecta el calor en los ojos.

Desde que somos niños sabemos más o menos cómo afectan las altas temperaturas a nivel físico en nuestro cuerpo (mareos, desvanecimientos, dolores de cabeza, …) Pero no solemos pararnos a pensar o nadie nos dice cómo afecta el calor en los ojos. La consecuencia más obvia es la sequedad de los ojos, las altas temperaturas evaporan parte de nuestras lágrimas.

Pero los efectos del calor en los ojos no son sólo los provocados por la propia temperatura ambiente, si no por el comportamiento que tenemos cuando hace calor. Los cambios bruscos de temperatura provocados por los aires acondicionados y los ventiladores acentúan si cabe los efectos en nuestra vista. Esta sequedad empeora si estamos mucho tiempo delante de las pantallas ya que reduce las veces que parpadeamos tal y como comentamos en el artículo “Algunos ejercicios para la vista que nos ayudarán en nuestro día a día”.

Disfrutemos del verano cuidando nuestros ojos

Las soluciones para la sequedad seguramente casi todos las tengamos en mente por lo obvias que son. Por ejemplo una es la importancia del uso de las gafas de sol cuando estemos al aire libre. Pero no vale cualquier gafa, tienen que tener unos cristales de calidad en cuanto al polarizado y a la protección UV. Un ejemplo perfecto de lente de calidad son las ZEISS UVProtect, tecnología de vanguardia para nuestra vista. Unas buenas gafas de sol previenen parte de la evaporación de la lágrima y además impiden que entren partículas en nuestros ojos.

Como ya hemos dicho, aparte de cómo afecta el calor en los ojos directamente, son los hábitos que tenemos los que tampoco ayudan a nuestra vista. El exceso de tiempo frente a pantallas es uno de los peores. Un remedio sencillo pero complicado de recordar es simplemente aumentar el parpadeo. Así hidratamos el ojo e impedimos que la vista se fatigue. Pero además, y esto es algo que puede que mucha gente no conozca, existen lentes específicas para estos casos. Las lentes digitales están diseñadas y fabricadas para ayudar a nuestros ojos contra las interminables jornadas frente a las pantallas. En esto ZEISS vuelve a ser un referente con sus lentes digitales de última generación.

Si unimos todos estos cuidados y precauciones tendremos una salud ocular mucho mayor y así podremos seguir disfrutando del verano y del sol sin perdernos ni el más mínimo detalle.

Gafas deportivas graduadas, las grandes olvidadas cuando hacemos ejercicio

Aunque parezca mentira y por mucho que llevemos años practicando nuestro deporte favorito, solemos olvidarnos de cuidar nuestra vista en estos momentos de ejercicio. Para ello tenemos que tener unas buenas gafas deportivas graduadas o nuestras lentes de contacto correspondientes.

Poco a poco nos estamos acercando a la primavera y con ello el calor se irá imponiendo al frío. Con el buen tiempo normalmente nos vamos animando a practicar un poco más nuestros deportes favoritos y tenemos que estar preparados para ello.

Ejercicio físico y gafas deportivas graduadas: la pareja invencible

Tenemos claro que con la situación de pandemia global que estamos viviendo desde hace ya un año, el practicar nuestras actividades favoritas es muchas veces muy complicado. Habrá casos que podamos hacerlo en nuestra propia casa, aunque no sea lo mismo que al aire libre, pero en otros muchos casos es imposible. Pero de cara al buen tiempo vamos a ser optimistas y esperemos que en las próximas semanas podamos volver a hacer deporte con más flexibilidad y libertad.

En los últimos años ha cobrado mucha importancia el material que usamos para hacer deporte (ropa, zapatillas, casco de bici, la propia bicicleta, etc…). Es lógico que el tener un buen material se vea traducido en el rendimiento y el cuidado de nuestra salud. Pero también es igual de cierto que muchos de nosotros a la hora de comprar el material necesario nos olvidamos de nuestros ojos. Ya sea por estética, porque pensamos que no es necesario, por comodidad o simplemente por puro desconocimiento, el tener en cuenta unas gafas deportivas graduadas si se necesitan o unas lentes de contacto es algo que pasamos por alto en demasiadas ocasiones.

La calidad de las gafas marcará la diferencia

Una marca que siempre está a la vanguardia es ZEISS empresa alemana y con más de 150 años experiencia en desarrollo y fabricación de equipos ópticos, entre otras actividades. ZEISS sabe de la importancia del cuidado de nuestra vista cuando hacemos deporte, por esa razón nunca deja de innovar en tecnología para el cuidado de nuestros ojos y por eso es un referente a nivel mundial.

Sea cual sea el deporte que practiquemos, nuestro sentido de la vista juega un papel importante en el 100% de los casos. El 80% de los estímulos externos que percibimos nos llegan desde nuestros ojos. Ya sea un deporte que requiera unos buenos reflejos, otros como puede ser el ciclismo el ir cambiado la mirada de lejos a cerca constantemente, o por ejemplo los deportes de raqueta de estar pendiente de un objeto pequeño como es la pelota. Exigen a nuestros ojos unos esfuerzos enormes de los que no siempre somos conscientes y que a la larga pueden desencadenar ciertas deficiencias o enfermedades oculares. Algunas de las cuales siendo tratadas desde un inicio con gafas deportivas graduadas y un buen estudio ocular pueden ser perfectamente evitables.

Nuestra integridad física puede estar en juego

El problema viene cuando nuestras dificultades de visión, sean cuales sean, ya no sólo influyen a la hora de disfrutar de un buen rato haciendo deporte. En muchos casos pueden poner en riesgo nuestra integridad física, por ejemplo teniendo un accidente con la bici al no detectar un obstáculo en el camino. Por eso lo importancia de las revisiones oculares y tratarnos en consecuencia, así podremos seguir disfrutando del buen tiempo y del deporte sin perdernos ni un solo detalle.