envíos gratuitos en pedidos superiores a 50€ | 619 227 368 Whatsapp

envios gratuitos 24/48 horas +50€

Cómo prevenir la otitis en los niños este verano

5 de julio de 2021

A pesar de que la otitis es una de las enfermedades del oído más frecuentes durante todo el año, cuando llega el verano se incrementan los casos. Muchos de ellos suelen ser en niños por debajo de los 3 años. En este post os vamos a informar sobre la otitis y cómo intentar prevenirla.

Lo primero y lo más básico que debemos saber es que la otitis es una inflamación del oído. Esta inflamación normalmente viene provocada por una infección bacteriana, aunque hay otras otitis que son provocadas por hongos. También se pueden diferenciar diferentes tipos de otitis dependiendo de la zona del oído que se ve afectada.

La otitis media es la más común de todas y recibe este nombre porque afecta al oído medio de los pacientes (parte posterior del tímpano). Esta dolencia es la segunda enfermedad más común en la infancia, principalmente afecta a menores de 3 años. Pero en este post nos vamos a centrar en otro tipo de otitis, directamente relacionada con el verano y con nuestras actividades en esta época del año.

La otitis externa u “otitis del nadador”

Este tipo de otitis, menos frecuente, viene dado por una infección en el conducto auditivo externo después de haber estado nadando o haber pasado un tiempo en el agua. La infección aparece cuando una pequeña cantidad de agua se queda atrapada en el interior del conducto durante un tiempo prolongado. Esto hace que el conducto se humedezca, disminuya la acidez y esto facilite la entrada de bacterias en el oído.

Aunque es más frecuente que en los meses de verano se incrementen los casos, no es una enfermedad exclusiva de la época estival. Dependiendo de la gravedad de cada caso los síntomas pueden variar. Alguno de los más comunes suelen ser los siguientes:

  1. Picor en el canal auditivo
  2. Dolor de oído
  3. Dolor al masticar
  4. Sensación de taponamiento
  5. Enrojecimiento o hinchazón de la zona de la oreja
  6. Supuración
  7. Afectación temporal de la audición
  8. En los casos más graves, fiebre (poco común)

La parte positiva es que el tratamiento es muy sencillo en la inmensa mayoría de los casos. Se administran antibióticos con gotas en el oído durante 7-10 días y antiinflamatorios en el caso de que el conducto esté muy inflamado. En los casos más graves se puede llegar a necesitar antibiótico vía oral.

¿Cómo prevenir la otitis en los niños este verano?

Como con cualquier tipo de enfermedad, la mejor cura es aquella que no se necesita llegar a aplicar si somos precavidos.

Estos son algunos consejos:

  1. Utilizar un preparado compuesto por vinagre y alcohol y aplicar en los oídos de los niños al salir del agua. Este preparado ayuda a evitar la posible infección. El alcohol ayuda evacuar el agua y el vinagre estabiliza el nivel de acidez del oído.
  2. Utilizar unos buenos tapones de baño. Con este método se puede decir que se arranca el problema de raíz, si no entra agua en el oído evitamos la infección. Aunque es cierto que ningún tapón llega a sellar al 100% el oído, pero reduce significativamente la cantidad de agua que pueda llegar a entrar.
  3. Secar muy bien los oídos de los más pequeños. Se recomienda utilizar una toalla seca por la parte externa e inclinar la cabeza a ambos lados para ayudar a la evacuación del agua. También se puede utilizar un secador a la mínima potencia y con una distancia mínima de 30cm. Esta última opción siempre con la máxima precaución.

Entradas relacionadas

Pros y contras de la luz azul

Pros y contras de la luz azul

Desde hace años que existe un debate entre los que defienden los beneficios de la luz azul y los que no están tan de acuerdo con esa teoría. Hay...