envíos gratuitos en pedidos superiores a 50€ | 619 227 368 Whatsapp

envios gratuitos 24/48 horas +50€

La obstrucción del lagrimal: qué es y cómo tratarla

30 de junio de 2021

La obstrucción del lagrimal supone un 10% de las consultas oftalmológicas. Puede parecer un porcentaje no muy grande, pero si tenemos en cuenta que existen miles cientos de dolencias y enfermedades oculares, este 10% se convierte en algo muy significativo.

Hablamos de obstrucción del lagrimal cuando la vía se obstruye, impidiendo así que las lágrimas evacúen de manera natural por la nariz. Las lágrimas pasan desde la superficie del ojo por el lagrimal hasta el interior de la nariz. Esta patología puede tener síntomas muy variados y de distinta gravedad. Pueden ir desde visión borrosa o lagrimeo constante, hasta casos algo más graves como conjuntivitis de repetición, eccema por la excesiva humedad de la piel o dacriocistitis. Este último es una infección que puede llegar a provocar dolor, inflamación e incluso procesos febriles.

¿Cómo diagnosticar la obstrucción del lagrimal?

Lógicamente, aunque no nos cansaremos de repetirlo, lo primero siempre ha de ser la visita al especialista. El oftalmólogo tendrá que confirmar que se trata de una obstrucción del lagrimal y también intentará localizarla dentro de nuestras vías. Posteriormente debemos acudir al otorrinolaringólogo, este nos hará una exploración endonasal. Con esta prueba descartará posibles alteraciones anatómicas que puedan perjudicar el drenaje o que puedan influir en la recuperación de la intervención. Por último se haría una prueba de diagnóstico por imagen (dacriocistografía o una dacrioTAC). Esto se hace principalmente para confirmar el diagnóstico, la localización de la obstrucción y para descartar una posible patología tumoral en el lagrimal.

Dacriocistorrinostomía endocanalicular con láser de diodo, único tratamiento

Una vez que el diagnóstico está claro y bien definido la única solución o tratamiento es pasar por el quirófano. Tendremos que someternos a una dacriocistorrinostomía endocanalicular con láser de diodo. Se trata de una cirugía mínimamente invasiva que consiste en introducir una fibra láser a través del lagrimal, se realiza una osteotomía en la pared nasal externa gracias a la tecnología láser. Terminada la osteotomía se introduce una sonda que deberá permanecer durante unos meses y que se retirará fácilmente en consulta con nuestro oftalmólogo.

Estamos hablando de una cirugía ambulatoria, con lo cual se realiza con anestesia local o sedación y en el mismo día de la intervención volvemos a casa.

Entradas relacionadas

¿Qué es la miopía?

¿Qué es la miopía?

En UlloaOptico, somos especialistas en frenar la miopía, es más fácil de lo que piensas. Pregúntanos por las diferentes soluciones para su control....

Pros y contras de la luz azul

Pros y contras de la luz azul

Desde hace años que existe un debate entre los que defienden los beneficios de la luz azul y los que no están tan de acuerdo con esa teoría. Hay...