envíos gratuitos en pedidos superiores a 50€ | 619 227 368 Whatsapp

envios gratuitos 24/48 horas +50€

¿Qué es la ceguera transitoria o amaurosis fugaz?

16 de febrero de 2021

La ceguera transitoria o amaurosis fugaz es una dolencia más común de lo que podemos llegar a pensar. Se trata de la pérdida de visión en un ojo por un intervalo de unos segundos o incluso de algunos minutos.

Antes de nada hay que tener claro que esta ceguera transitoria no tiene por qué ser una enfermedad en sí, normalmente es un síntoma de otra afección. Viene provocada por el bloqueo momentáneo del riego sanguíneo en la retina.

Como hemos dicho anteriormente los síntomas son la pérdida temporal de la visión en un ojo, los pacientes de esta amaurosis fugaz dicen que de repente empiezan a ver una nube oscura que va bajando en su campo visual.

Posibles causas de la ceguera transitoria

 Sabiendo que la ceguera transitoria normalmente no es una enfermedad en sí, si no una consecuencia de otra dolencia, vamos a hablar de lo que puede provocarla. El bloqueo arterial puede venir de una mala coagulación de la sangre, otras sustancias que se acumulan en las paredes arteriales y que vienen de arterias más grandes (colesterol) o incluso de un pequeño coágulo que impida el correcto riego de nuestra córnea.

Por ello las personas que tienen patologías previas tienen un riesgo superior de poder sufrir esta ceguera transitoria. Algunas de estas patologías son:

  • Enfermedad cardíaca o antecedentes familiares.
  • Diabetes.
  • Migrañas.
  • Hipertensión o presión arterial alta.
  • Colesterol alto.
  • Hábitos poco saludables como fumar, beber alcohol o consumir drogas.

Como es lógico todas estas personas han de tener más cuidado y hacerse controles médicos periódicos y también las revisiones visuales pertinentes. Todas estas precauciones son necesarias para intentar evitar o al menos minimizar el riesgo de sufrir un episodio de amaurosis fugaz.

¿Cómo se puede tratar?

 El tratamiento en casos de amaurosis fugaz depende en gran medida de la gravedad de cada uno de los pacientes. Algunos casos pueden requerir cirugía, mientras que otros pueden ser tratados mediante la colocación de un stent o angioplastia con balón. Todas estas técnicas tienen una efectividad muy alta, aunque es igualmente cierto que hay casos que ya sea por patologías previas o incluso por la edad que tienen que ser tratados con anticoagulantes.

La importancia de la prevención en casos de ceguera transitoria

Algunos consejos que podemos lanzar desde aquí es intentar llevar un estilo de vida sana en la medida de lo posible. Con una dieta sana, evitando alcohol y tabaco, tener una rutina de ejercicio, controlando siempre los niveles de colesterol y no saltarse las revisiones médicas y oftalmológicas. De esta manera disminuiremos de una manera importante el riesgo de sufrir una ceguera transitoria.

Y lo que tenemos que tener muy claro es que ante el más mínimo síntoma o sospecha de síntoma acudir al oftalmólogo. La rapidez en la reacción y en el posible tratamiento es muy importante, ya no sólo por la propia ceguera transitoria, si no por detectar la posible enfermedad que la provoca.

Entradas relacionadas

¿Qué es la miopía?

¿Qué es la miopía?

En UlloaOptico, somos especialistas en frenar la miopía, es más fácil de lo que piensas. Pregúntanos por las diferentes soluciones para su control....

Pros y contras de la luz azul

Pros y contras de la luz azul

Desde hace años que existe un debate entre los que defienden los beneficios de la luz azul y los que no están tan de acuerdo con esa teoría. Hay...